Nonimmigrant Visa | Root Law Group
Llámanos para consulta gratuita (323) 456-7600

Nonimmigrant Visa

Todas las personas que entren en Estados Unidos con Visas de no-inmigrante son considerados de permanencia temporal. Se presume que los nacionales extranjeros tienen la intención de regresar a sus países de origen al final de su estadía en los Estados Unidos. Si usted está en EE.UU. bajo una visa no-inmigrante temporal y comienza el proceso para residente permanente (“tarjeta de residencia” o “green card”), bajo las leyes estadounidenses actuales (según su aplicación a la mayoría de las categorías no-inmigrantes) se cree que usted ha “perdido” su intención de permanecer aquí temporalmente ya que ahora desea inmigrar (es decir, quedarse permanentemente en EE.UU.). Normalmente, si usted permanece dentro de los Estados Unidos y no renueva su visa temporal, este cambio de intención no será un problema. Sin embargo, si debe viajar internacionalmente o debe solicitar una extensión para su permanencia actual, podría enfrentarse a algunos problemas.

Existen un par de categorías no-inmigrantes que permiten a una persona tener una doble intención, es decir, que tienen la intención de estar aquí temporalmente ahora mientras pretenden inmigrar eventualmente. En estas categorías, los viajes internacionales y extensiones de permanencia no son un problema. Sin embargo, si tienen limitaciones, lo que significa que es necesario que planifique un poco. Las visas de doble intención más comunes son la E, L y H. Las visas E están disponibles para ciudadanos de ciertos países con quienes Estados Unidos tiene acuerdos de tratado. Si usted o su familia son propietarios de un negocio en su país de origen, o si desea adquirir una empresa estadounidense existente o abrir un nuevo negocio en los Estados Unidos, esta puede ser una opción para usted. No existe un límite sobre el tiempo en que puede permanecer en EE.UU. bajo un estatus E, siempre y cuando renueve su estatus cada dos años.

Las Visas L están disponibles para empleados de empresas multinacionales que: (1) tienen conocimiento especializado de la empresa; o (2) son ejecutivos o gerentes de esa empresa. Las Visas L permiten una permanencia máxima de cinco años en la categoría de conocimiento especializado y una permanencia máxima de siete años en la categoría executiva o de gerente. A la conclusión de esa estadía, la persona debe abandonar los Estados Unidos durante un año antes de poder regresar bajo una visa L o H.

La visa de doble intención más común es una Visa H. La visa H está disponible si usted tiene una licenciatura estadounidense o su equivalente y el empleo para el que solicita requiere de una licenciatura para desarrollar. Las visas H permiten una estadía máxima de seis años. Como en el caso de la visa L, una persona debe abandonar los EE.UU. durante un año antes de poder ser readmitido bajo un estatus de visa H. La visa H es una visa acumulativa; en otras palabras, no puede cambiar de empleador y obtener un periodo de seis años nuevo con cada empleador. Además, existe un límite anual sobre el número de visas H emitidas. En el pasado han existido periodos de varios meses en que todas las visas H se han agotado para el año.

Otras opciones de Visa que pueden permitir trabajar incluyen: F-1 formación práctica, J-1 programas de visitante de intercambio (nota: tenga mucho cuidado de no estar sujeto al requisito de residencia de dos años), visas O para personas con habilidades sobresalientes, y, si usted es ciudadano de México o Canadá, visas TN. Estas visas también tienen sus problemas. Las cualificaciones para algunas de ellas son más difíciles que para la visa H, y todas son visas de intención temporal. Sin embargo, le brindan la flexibilidad para trabajar sin agotar los límites de tiempo que existen con las visas de doble intención H-1B o L.

Como en casi todo en este mundo, no existe una solución perfecta. La opción más adecuada para usted depende de sus circunstancias. Sabemos que las leyes estadounidenses de inmigración son confusas y parecen ser un tanto contradictorias. Esperamos que nuestra explicación haya aclarado las cosas para usted. Tenga en cuenta que nuestros comentarios aquí son de carácter general y no deben tomarse como asesoría legal específica. Recomendamos que consulte con un abogado de inmigración experimentado después de tener la oportunidad de reflexionar sobre sus opciones como no-inmigrante.