Convention Against Torture | Root Law Group
Llámanos para consulta gratuita (323) 456-7600

Convention Against Torture

El Artículo 3 de la Convenio contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (CAT) de las Naciones Unidas prohíbe categóricamente que los estados regresen a cualquier persona a otros estados en donde pueda ser sometida a tortura. Para ser elegible para la suspensión de expulsión en el marco de la Convenio Contra la Tortura, el inmigrante debe comprobar que es más probable que sufra de torturas en caso de ser expulsado al país de expulsión propuesto.

A diferencia del asilo y de la suspensión de la expulsión, para calificar bajo la CAT, el solicitante no está obligado a demostrar el abuso que sufrirá a causa de uno de los cinco motivos protegidos (raza, religión, nacional, membrecía en un grupo social u opinión política en particular). Sin embargo, debido a que los estándares son extremadamente elevados (existe más probabilidad de que sea torturado o torturada tras su expulsión al país propuesto), es difícil lograr un veredicto positivo en este tipo de casos.

No existe un plazo de un año para solicitar un amparo CAT, y el solicitante puede cumplir con los requisitos incluso si él o ella ha cometido ciertos crímenes como delitos mayores con agravantes.