Debido a demoras de procesamiento y retrasos en cuotas, los esposos, esposas e hijos de residente permanente a menudo esperan cinco a seis años en el extranjero para obtener sus visas de inmigrante. El 21 de diciembre de 2002, el Congreso aprobó la Ley de Equidad para las Familias de Inmigrantes Legales (LIFE) con la intención de unir a las familias. Si bien muchos esperan en sus países, separados de sus cónyuges y padres, muchos otros se encuentran en los EE.UU. sin estatus legal y sin poder trabajar.

LIFE, entre otras disposiciones, creó la nueva Visa V que permite a ciertos cónyuges e hijos solteros de residentes permanentes vivir y trabajar en Estados Unidos mientras sus casos de inmigración esperan un fallo.

Cualificaciones:
La Visa V está disponible para el cónyuge e hijos solteros (menores de 21) de residentes permanentes legales. El solicitante debe haber esperado la residencia permanente durante tres o más años a partir de la fecha en que USCIS recibió una segunda petición de preferencia (Formulario I-130) en su nombre. USCIS debe haber recibido la petición del solicitante (Formulario I-130) el 21 de diciembre de 200 o antes.

Beneficios:
El titular de una Visa V puede vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos mientras espera la revisión de su solicitud de residencia permanente. Los solicitantes de inmigración esperando en el extranjero podrán visitar EE.UU. como no-inmigrantes.

Procedimiento:
Los solicitantes de Visa V fuera de EE.UU. pueden solicitar su Visa V en el consulado estadounidense en el extranjero. Los solicitantes en EE.UU., incluso los que se encuentran aquí ilegalmente, pueden cambiar su estatus sin regresar a casa.

Presencia ilegal e inadmisibilidad:
Los solicitantes de Visas V NO son inadmisibles por estar presentes en EE.UU. ilegalmente el EE.UU. por más de 180 días.